27/4/2009

Arena, el ring de las galaxias

Arena, el ring de las galaxias dirigida por Peter ManoogianTITULO ORIGINAL: Arena
AÑO: 1989
DURACIÓN: 90 min.
PAÍS: Italia, Estados Unidos
DIRECTOR: Peter Manoogian
GUIÓN: Danny Bilson, Paul De Meo
MÚSICA: Paolo Rustichelli, Shari Shattuc, Richard Band
REPARTO: Paul Satterfield, Hamilton Camp, Claudia Christian, Marc Alaimo, Shari Shattuck, Armin Shimerman, Brett Porter, Charles Tabansi, Michael Deak, Jack Carter, William Butler, Grady Clarkson, Dave Thompson, Ken Clark, Diana Rose.

En la galaxia el mayor espectáculo está en la Arena, luchadores de todo el universo se baten en duelo. Steve Armstrong, un humano que lo único que quiere es conseguir un billete hacia la tierra, se ve involucrado en la deuda de una importante suma de dinero. Para saldar las deudas de su compañero y conseguir dinero para su regreso a la tierra estará obligado a luchar en la Arena, donde hace años que un humano aspira al título de campeón.

Era muy tarde, todo estaba en silencio, la gran mayoría de personas dormían plácidamente. No podía conciliar el sueño y elegí esta película como ayuda auxiliar. La cuestión es, que aguanté hasta el final y queda raro decirlo, pero no me arrepiento. No hay que esperar mucho para darse cuenta que tipo de producto es Arena, el ring de las galaxias. Una de esas películas con pésimo doblaje, vestuarios ridículos, efectos demenciales y actuaciones que son mejor no describir.


El protagonista, Paul Satterfield (Creepshow 2) en el papel de Steve Armstrong, el típico tío cachas con un compañero que casualmente es igual que Bilbo, pero con cuatro brazos. El resto de personajes son los clásicos malos, la chica buena, la chica mala y algún que otro personajillo cómico.
El guión es totalmente absurdo, como suele pasar en este tipo de películas. Hay que ser consciente de lo que vas a ver para poder disfrutar con el film. Las peleas son estáticas, sin ritmo ni coreografías elaboradas. Los extraños seres extraterrestres que aparecen constantemente son trozos de plástico y actores disfrazados con las peores máscaras y vestimentas posibles.


Las escenas de acción son tremendamente casposas, igual o más que los rayos láser tan utilizados en la misma época. Lo más destacable es su banda sonora, tiene una calidad desacorde con la película. El resto de menciones que pueden hacerse son para mear y no echar gota. Solo hay una frase para poder definir correctamente la película, es carnaza para cotxeres.

Puntuación

A ciegas

A ciegas dirigida por Fernando MeirellesTITULO ORIGINAL: Blindness
AÑO: 2008
DURACIÓN: 118 min.
PAÍS: Brasil
DIRECTOR: Fernando Meirelles
GUIÓN: Don McKellar (Novela: José Saramago)
MÚSICA: Marco Antônio Guimarães
FOTOGRAFÍA: César Charlone
REPARTO: Julianne Moore, Mark Ruffalo, Danny Glover, Alice Braga, Gael García Bernal, Yusuke Iseya, Sandra Oh, Yoshino Kimura, Scott Anderson, Isai Rivera Blas
PRODUCTORA: Coproducción Brasil-Canadá-Japón; Miramax Films

Una curiosa epidemia de ceguera sacude un país. Las primeras víctimas de este accidente son encerradas en un hospital sin recibir explicaciones ni apoyo. Entre ellas está una mujer que conserva su vista en secreto para poder acompañar a su marido ciego. En el encierro se darán todo tipo de atrocidades, en la calle dominará el caos y el terror.

Adaptación de la novela Ensayo sobre la ceguera, escrita en 1995 por el portugués José Saramago, al que se le concedió el Premio Nobel de Literatura en 1998. El film ha pasado sin pena ni gloria por nuestras salas de cines. Es la cuarta película dirigida por el director brasileño Fernando Meirelles, con la colaboración del propio Saramago se ha procurado realizar una adaptación lo más fiel posible a la novela. Arrancando con un planteamiento inquietante y aterrador, sin motivo aparente la población es afectada progresivamente por una extraña ceguera. Es ahí donde se hace hincapié en las distintas reacciones que puede desarrollar el ser humano ante situaciones que lo desbordan.


La película está dirigida con mucha precisión, una vez mostrados los personajes principales y la ubicación donde se desarrolla la acción, se consigue implicar al espectador y hacerlo formar parte del miedo que sienten los afectados. En algunos momentos el ritmo es algo pausado, pero nunca deja de ser interesante y la relación entre los personajes está muy bien explicada. Es muy desconcertante el hecho de no indicar el paso del tiempo ni de las estaciones temporales, como espectador terminas siendo un afectado más, te dejas arrastrar por las situaciones y quedas a la espera de una oportunidad para que las cosas mejoren.


Los planos que se nos muestran son espectaculares, así como los fundidos en blanco absoluto. Los cambios de escenarios, pasando de localizaciones amplias y luminosas a oscuros pasillos y claustrofóbicas habitaciones, donde los afectados están recluidos, quedan perfectamente implementados.
Las interpretaciones están muy logradas, el personaje de Julianne Moore es el más duro y con el que te sientes más representado durante el desarrollo de la historia.


A ciegas, nos hace ver, como al ser privados del sentido de la vista, todo lo que nos rodea, todo lo que somos, se desvirtúa por completo. Situaciones límite, supervivencia extrema y sensaciones a flor de piel, una película emocionante donde todo queda representado con mucho realismo. Personalmente lo que me da rabia, es como en cine se van utilizando poco a poco todos los recursos visuales que representan situaciones de caos y desorden dentro de un desastre mundial. Situaciones que fueron narradas en la novela La noche de los trífidos, cada vez veo más lejana la adaptación cinematográfica que se merece.

Puntuación

Señales del futuro

Señales del futuro dirigida por Alex ProyasTITULO ORIGINAL Knowing
AÑO: 2009
DURACIÓN: 130 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Alex Proyas
GUIÓN: Ryne Douglas Pearson, Juliet Snowden, Stiles White, Stuart Hazeldine
MÚSICA: Marco Beltrami
FOTOGRAFÍA: Simon Duggan
REPARTO: Nicolas Cage, Rose Byrne, Chandler Canterbury, Ben Mendelsohn, Adrienne Pickering, Tamara Donnellan, Brett Robson, Jayson Sutcliffe
PRODUCTORA: Summit Entertainment / Escape Artists

Año 1959: durante la inauguración de un nuevo colegio, los estudiantes guardan en una cápsula del tiempo varios objetos. Lucinda, una de las niñas, guarda un papel en el que ha escrito extraños números. Cincuenta años después, la cápsula del tiempo es desenterrada y Caleb (Chandler Canterbury), el hijo de John Koestler (Nicolas Cage), un profesor de astronomía viudo, recibe la misteriosa nota de Lucinda. John descubrirá enseguida que esos números esconden predicciones escalofriantes, algunas de las cuales ya han sucedido mientras que otras aún no. Poco a poco, empezará a darse cuenta de que el descubrimiento no es casual y que él y su familia juegan un papel fundamental en los importantes acontecimientos que están a punto de producirse...

A pesar de la corta filmografía de Alex Proyas, a estas alturas ha quedado bastante clara su pasión por el género fantástico, y con esta nueva aunque "sobada" propuesta, intenta dar un soplo de aire fresco pasándose al género de catástrofes, que siempre funciona como mero entretenimiento.

Después del alargado prologo con el entierro de la capsula, arranca la historia con la relación entre padre e hijo y su propia familia, momento en que todos los tópicos dignos de cualquier drama facilón de sobremesa salen a flote. Aunque esta relación e interpretación resulta tan fría que no consigue aportarnos ningún tipo de sentimiento, pero yo no estoy en mi butaca buscando emocionarme sino adrenalina, ¡¡¡quiero ver catástrofes! su guionistas nos escuchan y saltamos a lo que interesa, aunque poco numerosas, las catástrofes, a cual mas gorda y espectacular. Eso si los efectos especiales pecan de cgi cutre, sobre todo en el fuego, pero bueno es pasable, a estas alturas la cinta todavía es disfrutable.

El problema viene cuando a Proyas se le va la cabeza y empieza a mezclar géneros como si fuese un batido de vainilla, además, desde el principio de la historia tienes una sensación de deja vu constante, que se pospone y alarga durante toda la cinta hasta su desenlace, y cuando por fin llega éste, el cual ya se ve venir desde que a media cinta aparecen los "primos" de los ocultos, si aquellos que ya salieron en su otra película Dark City, ¡ay! Proyas que te voy a dar en las orejas, a estas alturas y recurriendo a estas cosas.


A partir de este momento la espiral comienza el descenso en caída libre, cada intento de enmendar esta "fechoría" es un paso hacia atrás, donde se entremezclan los géneros con "demasiada" facilidad, y se convierte en una mezcla de Encuentros en la tercera fase y un capitulo de Expediente X, mira que recurrir a tal despropósito para justificar el misterio de los números, OJO SPOILER y no contento con esto... ¡zas! termina de joderlo todo con el método Steven Spielberg, plantar varios ovnis y unos cuantos extraterrestres. FIN SPOILER

Todo el misterio sobre los números se desvirtúa con su justificación de los hechos, que hacen a todo ese galimatías numérico totalmente innecesario. Desenlace que únicamente es salvado por la espectacular y catastrófica secuencia final. Solo espero que su próximo proyecto esté algo más acertado en conjunto global, ya que un par de escenas no salvan una cinta llena de despropósitos.

El apartado técnico está reinado por la banda sonora, simplemente espectacular. En cambio las interpretaciones no son nada del otro mundo, Rose Byrne estará muy buena y todo lo que tú quieras, mientras se está calladita muy bien, pero cuando se pone a chillar y llorar como una histérica es menos creíble que un oso panda haciendo el amor sin ayuda.
Nicolas Cage odiado y respetado por igual (me uno al segundo grupo, ya que ha hecho grandes películas en un lejano pasado) no lo hace mal, aunque dramatizar no es lo suyo, recuerdo papeles como el de La Roca o Con Air le iban como anillo al dedo con esa cara de insípido y por últimoel niño interpretado por Chandler Canterbury, que resulta repelente en algunos momentos. En fin, lo mas esperado de la cinta eran las catástrofes a tutiplén, y éstas brillan por su ausencia.

Puntuación

20/4/2009

La zona muerta

La zona muerta dirigida por David CronenbergTITULO ORIGINAL: The Dead Zone
AÑO: 1983
DURACIÓN: 103 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: David Cronenberg
GUIÓN: Jeffrey Boam (Novela: Stephen King)
MÚSICA: Michael Kamen
FOTOGRAFÍA: Mark Irwin
REPARTO: Christopher Walken, Martin Sheen, Brooke Adams, Tom Skerritt, Herbert Lom
PRODUCTORA: Paramount Pictures

Un joven profesor sufre un accidente que le hará permanecer cinco años en coma. Al despertar, descubre que posee poderes extrasensoriales y que es capaz de adivinar el futuro, por lo que la policía pedirá su colaboración para resolver una serie de asesinatos. Pero eso sólo será el comienzo...

Dirigida por David Cronenberg se trata de una de las mejores adaptaciones al cine de una novela de Stephen King. Han pasado algunos años desde su realización y sin envejecer mal, la película está próxima a ser un telefilm. Sin embargo, gracias al tratamiento Cronenberg, que éste continúa manteniendo actualmente en el resto de sus films, La zona muerta se aleja de tales lares y se convierte en una historia inquietante. Eran los inicios de un prometedor director, ya indispensable para mí, inicios en el que la mezcla de terror y fantasia de sus películas, se compenetraba perfectamente con el universo creado en la novela de Stephen King.



Pese a sus 103 minutos de duración, al finalizar la película da la sensación de que le falte algo, pero no de manera negativa, estos pasan volando. Si bien, el ritmo de la historia es lento y pausado, no resulta aburrido. La interpretación de Christopher Walken es correcta, otorga cierto toque de misterio y refleja muy bien la inadaptación de su personaje debido a sus poderes, por mucho que éste intenta llevar una vida normal, le resulta imposible.


El guión es muy interesante, la película tiene un planteamiento magnifico. Tras la presentación de personajes, una vez que el protagonista despierta del coma y descubre sus nuevas habilidades, viene el mejor momento de la película, su ayuda para descubrir a un asesino local. Después se mantiene el interés y la expectación, pero con otro ritmo.


El desenlace plantea dilemas morales, un gran poder requiere una gran responsabilidad. Un desarrollo muy bien explicado, pero como en muchas otras películas, también cae en el tópico del mártir. Sin desvelar nada, el final es correcto, pero no está a la altura de las expectativas que puede llegar a causar el film. De todos modos, el conjunto lo es todo, y a pesar de los pequeños errores que tenga esta adaptación, el resultado final es bueno. Una película recomendable y muy superior a otras más actuales del mismo director.

Puntuación

Wanted

Wanted dirigida por Timur BekmambetovTITULO ORIGINAL: Wanted
AÑO: 2008
DURACIÓN: 110 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Timur Bekmambetov
GUIÓN: Michael Brandt, Chris Morgan, Derek Haas, Dean Georgaris (Cómic: J.G. Jones, Mark Millar)
MÚSICA: Danny Elfman
FOTOGRAFÍA: Mitchell Amundsen
REPARTO: James McAvoy, Angelina Jolie, Morgan Freeman, Terence Stamp, Thomas Kretschmann, Common, Kristen Hager, Marc Warren, David O'Hara
PRODUCTORA: Universal Pictures / Spyglass Entertainment

Un joven (James McAvoy) descubre que su padre, al que daba por muerto, era un asesino a sueldo, y que acaba de ser asesinado. El joven entonces es reclutado por la sexy Fox (Angelina Jolie), por la misma organización para la que trabajó su padre, siendo entrenado por un hombre llamado Sloan (Morgan Freeman) para seguir los pasos de su progenitor...
Nada bueno vi en el tráiler, después de su nefasta película Los Guardianes de la Noche, mí confianza en el director ruso Timur Bekmambetov era ínfima, pero ya lo dice el dicho "la curiosidad mató al gato" y eso es lo que me ha pasado a mí.

Es una copia bastarda de Matrix de estética videoclipera ultramoderna, donde nada es creíble, no voy a decir que en aquella lo fuera, pero al menos la justificación era más coherente dentro de la ficción. Sus personajes se conectaban a Matrix, allí eran casi invulnerables y poseían poderes dignos de cualquier superhéroe, pero fuera de la red eran totalmente lo contrario, mientras que en Wanted se encuentran en todo momento en el mundo real. La justificación para ello es que son una secta ultra milenaria que dominan estas técnicas tan avanzadas, pero a mí no me sirven para argumentar tales escenas, como la del protagonista subiéndose al coche o la del salto de un edificio a otro, ésta última es una copia descarada de la escena del helicóptero en Matrix.



Estoy de acuerdo en que es inevitable verse inspirado en otras obras que revolucionan el panorama, como lo hiciera la obra de los hermanos Wachowski en su época que ha servido a tantas otras, pero incluso el planteamiento del personaje principal es exactamente el mismo, no sabe quién es ni porque está ahí, y encima lo consulta en Google, siendo esto lo más ridículo de todo.

Respecto a las interpretaciones el peso lo lleva Morgan Freeman, a pesar de ser un secundario y contar con escasas apariciones. Angelina Jolie no de más de sí, me extraña mucho después de ver el papelón que hizo en El intercambio, claro que el tipo de argumento no exige nada del otro mundo.

La banda sonora y los efectos de sonido están bien conseguidos pero esto no arregla el despropósito creado por los efectos especiales demasiado digitales y exagerados para mi gusto, al estilo de la detestable Spiderman 3.

En fin ya veo que este director se ha encasillado en un estilo videoclipero, camino que va a seguir en todas sus películas. Un film disfrutable para los palomiteros de domingo tarde, yo visto lo visto su próxima película va a ir su tía a verla.

Puntuación

11/4/2009

Saw 5

Saw 5 dirigida por David HacklTITULO ORIGINAL: Saw 5 (Saw V)
AÑO: 2008
DURACIÓN: 92 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR David Hackl
GUIÓN Marcus Dunstan, Patrick Melton
MÚSICA: Charlie Clouser
FOTOGRAFÍA:David A. Armstrong
REPARTO: Tobin Bell, Alexa Vega, Scott Patterson, Costas Mandylor, Mark Rolston, Julie Benz, Meagan Good, Lyriq Bent
PRODUCTORA: Lionsgate Films / Twisted Pictures

Hoffman (Costas Mandylor) es la última persona viva para heredar el legado de Jigsaw (Tobin Bell). Pero cuando su secreto se ve amenazado, Hoffman debe iniciar la caza para eliminar todos los cabos sueltos.

Con esta sinopsis en bucle sin fin, David Hackl, el diseñador de producción de las tres anteriores entregas, retoma el hilo de la saga abandonada por Darren Lynn Bousmann, y es que la verdad la cuarta entrega ya no había por donde cogerla, las incoherencias e inconexiones estaban latentes en toda la película, en ésta entrega no van a ser menos.

Nada, excepto las espectaculares muertes queda ya de aquella buena película realizada por James Wan, en la que ya se podía entrever que algún otro director cogería el relevo para una taquillera segunda entrega, aunque nunca llegué a sospechar que se convertiría en la saga rival de Pesadilla En Elm Street o Viernes 13, en cuanto a número de entregas se refiere. Cuando la productora vio la gallina de huevos de oro, la exprimió hasta tal punto que no ha dejado ni gota.


La saga ha ido perdiendo fuelle con cada entrega pero en esta quinta parte todo esta tan forzado de tal manera, que las incoherencias e inconexiones de las otras entregas son totalmente perdonables.
Los guionistas deberían irse a un balneario, relajarse y aclarar las ideas pues ni ellos mismos saben de dónde vienen, ni adonde van. Ya podéis imaginar mi cara al visionar tales incoherencias y situaciones forzadas con el propósito de atar todos los cabos sueltos y al mismo tiempo sorprender con un giro final, que por cierto es el peor de toda la saga.

Tobin Bell sigue pululando a modo de flashbacks con situaciones metidas con calzador en la que ya ni pincha ni corta. Situaciones que ya podrían haber sido resueltas en la tercera entrega. El resto de actores pasan sin pena ni gloria, quedando Bell como el pilar de la cinta y eso que en realidad no forma parte de la historia, su presencia es un pequeño reclamo.


La iluminación de esta entrega está por debajo de las anteriores, dándole una estética más sucia y más horror porn, en la que no deja apreciar tantos detalles en sus muertes, que como ya he dicho, actualmente es lo único interesante de la saga. Me parece una película realizada y dedicada para los palomiteros de nueva generación, a los de mi quinta que nos dejen tranquilos con nuestros clásicos de ayer de hoy y de siempre.

Puntuación

10/4/2009

Underworld: La rebelión de los licántropos

Underworld: La rebelión de los licántropos dirigida por Patrick TatopoulosTITULO ORIGINAL. Underworld: Rise of the Lycans (Underworld 3)
AÑO: 2009
DURACIÓN: 92 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Patrick Tatopoulos
GUIÓN : Len Wiseman, Danny McBride, Kevin Grevioux
MÚSICA: Paul Haslinger
FOTOGRAFÍA: Ross Emery
REPARTO: Rhona Mitra, Bill Nighy, Michael Sheen, Shane Brolly, Steven Machintosh, Kevin Grevioux
PRODUCTORA: Lakeshore International

Una enemistad a muerte de siglos estalla entre dos tribus inmortales en Underworld: La rebelión de los Licántropos. La tercera película de la saga épica de Underworld retrocede en el tiempo y cuenta el origen del conflicto entre los aristocráticos vampiros, conocidos como los “Death Dealers”, y los salvajes licántropos, una línea de feroces hombres lobos.

Con esta sinopsis que aparenta frescura, o intenta, nos encontramos con más de lo mismo. Mucho movimiento de cámara y mucha oscuridad, qué no me sirve de excusa para justifica un film siniestro y gótico. Simplemente me parece una treta para evitar todos los posibles fallos digitales, sobretodo en la transformación de los hombres lobo, que lo hacen con una habilidad pasmosa. Quizás al director le haría falta ver el clásico Un hombre lobo americano en Londres, aprendería lo que se puede hacer con técnicas artesanales.


Pero vamos a centrarnos en la cuestión, cuando por allá el 2003 Len Wiseman nos intentó sorprender con una interesante guerra entre vampiros y hombres lobo, casi lo consigue. Su estética prometía revolucionar el panorama del género fantástico, al igual que hizo Matrix pocos años antes con la acción. Underworld ha servido de influencia visual a muchos films posteriores, aunque a mí no me convenció del todo. Tres años más tarde, Wiseman se lió y dirigió una secuela, en la que los pocos puntos que me gustaron de la primera parte se fueron al traste. Con este resultado mi desinterés por ver esta tercera entrega, era más que evidente, pero me he visto retado, ese es el único motivo.


Y aunque sigo pensando que el planteamiento de una guerra entre vampiros y hombres lobo es buena, está desaprovechada. Además, han intentado dar un golpe de aire fresco a la saga, abandonando el look gótico futurista de las otras entregas, a modo de begins (tan de moda últimamente), nos trasladan la edad media donde las influencias de El señor de los anillos están presentes en su estética, las armaduras de los vampiros recuerdan a los hombres de Minas Tirith y los hombres lobos parecen los rudos hombres de Rohan.
Con un guión poco original, se nos explica el origen de dicha guerra entre razas, causa de un amor prohibido, al estilo Romeo y Julieta pero con lobos y vampiros, que poco original.

Más de lo mismo, con un pequeño “soplido” en el planteamiento del argumento que solo gustara a los fans de la saga.

Puntuación

9/4/2009

Fast and Furious: Aún más rápido

Fast and Furious: Aún más rápido dirigida por Justin LinTITULO ORIGINAL: Fast and Furious 4 (Fast and Furious)
AÑO: 2009
DURACIÓN: 107 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Justin Lin
GUIÓN: Chris Morgan
MÚSICA: Brian Tyler
FOTOGRAFÍA: Amir M. Mokri
REPARTO: Vin Diesel, Paul Walker, Michelle Rodriguez, Jordana Brewster, Sung Kang, John Ortiz, Laz Alonso
PRODUCTORA: Universal Pictures

El fugitivo y ex preso Dom Toretto (Vin Diesel) y el detective Brian O’Conner (Paul Walker) vuelven a encontrarse en Los Ángeles y siguen llevándose igual de mal. Sin embargo, obligados a enfrentarse a un enemigo común, no les queda más remedio que unir sus fuerzas si quieren vencerle. Después del atraco a un convoy, los dos protagonistas descubrirán que si quieren vengarse, deberán llegar al límite de sus posibilidades al volante.

Que se puede decir a estas alturas de esta saga que no hayamos visto anteriormente, ¡nada! Más coches, gas nitroso, hembras de escándalo y mucha adrenalina. Esto es lo que ofrece una vez más ésta entrega, y aunque la tercera no me gustó tanto debido a que se alejaba un poco del espíritu de las 2 primeras entregas, esta lo vuelve a recuperar con un hormonado Vin Diesel, que al igual que Jason Statham no son grandes actores pero ya tienen un rol establecido que cumple con las expectativas.

Esta vez han querido innovar de alguna manera, la trama está enfocada más hacia un thriller policiaco que a simples carreras de coches, aunque estas no van a faltar.


La banda sonora puede resultar molesta en ciertos momentos del film, pues tira bastante de reggaetón, estilo que personalmente se me hacen bastante tedioso e insufrible, menos mal que solamente aparecen en las fiestas que se forman antes de algunas carreras, el resto de música muy machacona al ritmo de las imágenes, aportan gran intensidad y adrenalina.

En los efectos especiales se nota un uso un poco mas exagerado de técnicas digitales, pero en la medida justa, sin llegar a lo perpetrado en los 4 fantásticos. Por lo demás, como ya he dicho, todo sigue igual, primeros planos de los pedales, cambio de marchas, miradas desafiantes por el retrovisor interior y mucha velocidad. Si disfrutaste con las dos primeras entregas no te la puedes perder.

Puntuación

7/4/2009

Mako, el tiburón de la muerte

Mako, el tiburón de la muerte dirigida por William GrefeTITULO ORIGINAL: Mako, The Jaws Of Death
AÑO: 1976
DURACIÓN: 91 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: William Grefe
GUIÓN: Robert Madaris
MÚSICA: Christin Wibe
FOTOGRAFÍA: Julio C. Chávez
INTERPRETES: Buffy Lee, Harold Sakata, Jennifer Bishop y Richard Jaeckel
PRODUCTORA: William Grefe

Un estudioso de los escualos logra aprender a comunicarse con ellos. Cuando unos científicos toman a los tiburones como sujetos de experimentos, ellos toman venganza.

A la sombra de Tiburón salieron numerosas secuelas y subproductos como con el que me he topado, digo toparse por qué Mako, el tiburón de la muerte es como chocarse contra un muro de hormigón.
El zafio guión, nos relata las aventuras de Sonny, un hombre que por circunstancias algo dudosas, se hará el mejor amigo de los tiburones (con lo fácil que es tener un perro como mascota).
A partir de aquí, será el protector de estos "inofensivos" animales y empezarán las subtramas estúpidas, por un lado Barney y su esposa adoptan uno de los 'amigos' de Sonny, por otro, un científico loco investiga los partos de tiburones, y por último, dos cazadores dementes que no tienen moderación a la hora de realizar tal menester. Pero ahí está Sonny para poner orden (ojo a las miradas que pega a la cámara).

Tengo que reconocer que la idea no es del todo mala, pero tanto el guión como el doblaje me parecen patéticos, y eso que la voz es la habitual de Samuel L. Jackson, para que luego la gente se queje del doblaje de El resplandor.
Además ya no solo las voces, hay cada frase que resulta "impagable" y que ridiculiza por completo cualquier palabra que sale de esa potente voz del doblador, a medida que avanza se torna infumable con giros argumentales sin sentido, a cual más absurdo, la única intención es alargar el film, postergando nuestro sufrimiento y agonía hasta los innecesarios 91 minutos. El único merito que le encuentro es el valor por parte de los especialistas que se han "bañado" junto a los tiburones, pero está todo tan mal desarrollado, que bien podría haber sido un cortometraje.


La coreografía de las peleas son nefastas y los ataques de los tiburones parecen la pelea del pulpo de Ed Wood dirigida por Tim Burton, donde es el protagonista el que con sus propias manos dirige al "bicho" en cuestión. Además, las secuencias submarinas bien podrían formar parte de un documental del marino Jackes Cousteau, poniendo en ridículo la parte de montaje, puesto que no encaja la iluminación de los diferentes planos en una misma escena. La banda sonora pasa sin pena ni gloria, hubiese quedado mejor en una película de acción tipo James Bond.
Un subproducto de serie Z con zafias interpretaciones por parte de los actores y delirantes conversaciones de Sonny con sus amigos los tiburones.
No he encontrado el tráiler, así que dejo un video.

Puntuación

6/4/2009

Dead Snow

Dead Snow dirigida por Tommy WirkolaTITULO ORIGINAL: Død snø (Dead Snow) (Dod Sno)
AÑO: 2009
DURACIÓN: 90 min.
PAÍS: Noruega
DIRECTOR: Tommy Wirkola
GUIÓN: Tommy Wirkola, Stig Frode Henriksen
MÚSICA: Christin Wibe
FOTOGRAFÍA: Matthew Weston
REPARTO: Jenny Skavlan, Ane Dahl Torp, Stig Frode Henriksen, Bjørn Sundquist, Charlotte Frogner
PRODUCTORA: Euforia Film

La historia cuenta cómo un grupo de jóvenes van a pasar unos días en una cabaña en medio de la montaña totalmente nevada, y cómo a posteriori sufrirán los ataques de unos terribles y sangrientos zombies que en su día fueron soldados nazis.

Desde tierras escandinavas nos llega esta comedia de terror cargada de tópicos, pero aún así, consiguiendo dar un aire fresco a las películas de zombies. La película comienza de la forma más clásica posible, grupo de chicas y chicos viajan en coche para pasar unos días de disfrute. Tras la presentación de personajes y rendir homenajes a películas como Viernes 13, Evil Dead o Inocentada sangrienta, entre otras, llegan a una cabaña en medio de la montaña.


Todos los ingredientes que hacen falta para que una película de este estilo cumpla su requisito están perfectamente implantados, pero no nos equivoquemos, esto es una comedia en toda regla y si ves la película siendo consciente de ello, deseando que te ofrezcan lo que quieres, triunfarás.


La imagen del film está totalmente cuidada, desde un principio los escenarios y preciosos paisajes Noruegos te envuelven, te colocan perfectamente en situación y solo tienes que esperar que comience el festín. La banda sonora no es nada destacable, excepto por ser música "moderna" de Noruega que generalmente no estamos acostumbrados a escuchar.


La narrativa de la película es simple pero efectista, poco a poco el ritmo va en aumento, no se desvía la atención del espectador, ni se intenta justificar nada, se ofrece lo que se pide y no se engaña a nadie.
Haciendo un buen uso de todos los tópicos y sin un guión elaborado, se consigue una seductora alternativa para quien disfrute de las comedias de terror con desparrame de sangre. Dead Snow es una moderna reinvención de la serie B, apoyándose en la nostalgia y con una pequeña pincelada de originalidad a la imagen de las películas de zombies, consigue hacerte pasar un rato divertido.

Puntuación