24/10/2010

Vampires


TÍTULO ORIGINAL: Vampires
AÑO:
2010
DURACIÓN:
88 min.
PAÍS :
Bélgica
DIRECTOR:
Vincent Lannoo
GUIÓN:
Frédérique Broos, Vincent Lannoo
MÚSICA:
De Snaar, John Engel
FOTOGRAFÍA:
Vincent van Gelder
REPARTO:
Paul Ahmarani, Julien Doré, Carlo Ferrante, Alexandra Kamp-Groeneveld
PRODUCTORA:
Left Field Ventures

Dentro de las propuestas más alternativas que nos ha ofrecido este año el Festival de Sitges encontramos esta comedia vampírica en formato de falso documental o mockumentary, en la que de la mano de unos reporteros de televisión seguiremos las vivencias de una familia de vampiros compuesta por el matrimonio formado por Georges y Bertha y sus hijos Samson y Grace. A través de este "documental" seguiremos el día a día de la familia con sus alegrías y decepciones así como de los problemas derivados de su peculiar condición. 
 
Ahora que la moda vampírica vuelve a pegar fuerte debido a la saga Crepúsculo y series como True Blood que han popularizado de nuevo la fiebre vampírica para las masas a base de resaltar la parte más 'glamurosa' y 'romántica' que por lo visto conlleva ser un vampiro, se agradecen propuestas como la de este falso documental que pude ver en este ya finalizado festival de Sitges y que viene a desmontar todos estos tópicos que rodean al mundillo vampírico, llevandolo al terreno de lo cotidiano, alejándose de todo tipo de glamour y mostrandonos a unos vampiros que bien podrían ser nuestros vecinos y todo esto hecho con un gran sentido del humor y el sarcasmo.

Al principio se nos explica como el grupo de 'reporteros' encargados del documental son ya los terceros que lo han intentado y como los dos anteriores han desaparecido en misteriosas circunstancias, por lo que en esta ocasión se han tomado medidas de seguridad para evitar que suceda lo mismo. A partir de aquí iremos viendo el día a día de una familia de vampiros como si de un 'reality-show' se tratase (con declaraciones a cámara incluidas), con todas sus problemáticas que en el fondo no son tan diferentes de las de una familia 'normal' pero con sus peculiaridades, claro esta. De esta forma se mezclan de forma muy hábil los tópicos vampíricos que todos conocemos (su condición de inmortales, la no tolerancia a la luz del sol y los símbolos religiosos, etc.) con las situaciones más comunes y cotidianas de una familia, todo ello con un humor muy afilado y sutil que da lugar a situaciones realmente divertidas y donde también hay lugar para la crítica social que en este caso retrata algunas problemáticas de la sociedad belga.

Su director Vincent Lannoo ha sabido sacarle partido a la "amoralidad" característica de los vampiros, pues no hay que olvidar que en el fondo son muertos vivientes para los que nosotros, los seres humanos no somos mucho más que animales con los que poderse alimentar. Así presenciamos como la familia se alimenta a través de inmigrantes ilegales (por lo que cumplen 'una gran labor para la sociedad' dice uno de ellos con gran ironía) e incluso se llega a insinuar la preferéncia de alguno de los miembros familiares por la sangre de bebes, algo que para nosotros resultará escandaloso pero no para un vampiro totalmente carente de cualquier tipo de moralidad y empatía hacia los humanos.

Todos los miembros de la familia están interpretados por actores desconocidos que cumplen muy bién con su acometido, desde los dos hijos adolescentes que tienen sus más y sus menos como unos hermanos cualquiera hasta el matrimonio, con mención especial para la madre (Bertha) que consigue el punto necesario de mala leche creando uno de los personajes más carismáticos, así como también merecen una mención la pareja de vecinos que viven en el sótano del edificio, una pareja de vampiros que han tenido menos suerte en la vida y les toca vivir con menos lujos por lo que se dedican a criticar a sus vecinos de arriba demostrando que las clases sociales y la envidia también existe entre los vampiros.

Vampires
me ha sorprendido muy gratamente, quizá porque no esperaba gran cosa al tratarse de un formato tan explotado ultimamente como es el falso documental y al tocar una temática tan sobada como es la del vampirismo, pero para mi sorpresa me encontré con un mockumentary de lo más disfrutable e ingenioso. Recomendado para todos aquellos que estén hartos de la actual moda de vampiros-emo y quieran disfrutar con una propuesta diferente donde nuestros amigos de dientes afilados son mucho más cercanos... y divertidos.

1 comentario:

  1. A mí los últimos veinte minutos se me hicieron un poco pesados, debido en parte al cansancio, no por que fuera aburrido ni mucho menos. Me parece una gran sátira sobre los humanos, desde un punto de vista muy vampirico. :-[

    ResponderEliminar

TODOS LOS COMENTARIOS SERÁN MODERADOS, SOLO SERÁN PÚBLICADOS LOS COMENTARIOS QUE RESPETEN LAS SIGUIENTES REGLAS:

- El comentario debe tener relación al contenido del post.
- No se aceptan comentarios tipo SPAM.
- No incluya links innecesarios en el contenido de su comentario.
- Si quieres dejar la url de tu blog, hazlo utilizando la opción OpenID.
- La caja de comentarios no es el lugar para pedir intercambio de links, para ello envia un mail.
- Ofensas personales, amenazas o insultos NO serán permitidos.